La Agrupación Deportiva Ibérica LGTBI+, fundada en 2009, es la unión de entidades deportivas de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales de la península ibérica. Su actuación se centra especialmente en la erradicación de la homofobia y la promoción de la diversidad afectivo sexual en el deporte. Actualmente representa a 12 entidades diferentes y a más de 2.400 deportistas LGTBI.

HISTORIA DE ADI LGTBI+

El primer club deportivo LGTB que surgió en la península Ibérica fue el club Panteres Grogues, creado en Barcelona en el año 1994. Este club lleva más de 20 años de existencia, y con unos EuroGames a sus espaldas celebrados en el 2008 en la ciudad Condal.

A partir del año 2000 fueron surgiendo nuevos clubs deportivos LGTB, dando pie a una nueva vía de activismo y una herramienta de socialización en el colectivo. En el año 2009 se crea La Agrupación Deportiva Ibérica LGTB, organización que aglutina a clubs deportivos y asociaciones LGTB de la península ibérica. Su actuación se centra en el ámbito deportivo y colectivo LGTB, especialmente en la erradicación de la LGTBfobia en el deporte. En 2017 la agrupación pasa a llamarse ADI LGTBI+, añadiendo siglas para actualizar la denominación que refleje con mayor amplitud la diversidad de orientación sexual, identidad y expresión de género existente.

ADI LGTBI+ trabaja fundamentalmente para combatir la LGTBIfobia en el deporte y desarrollar espacios seguros y diversos para la práctica deportiva del colectivo LGTBI en el ámbito de la península ibérica. Esto se materializa en aspectos como los siguientes:

  • Apoyar y desarrollar el deporte entre el colectivo LGTBI, mediante el fomento y organización de torneos y actividades deportivas.
  • Promocionar la creación de clubes y asociaciones deportivas LGTBI.
  • Fomentar un espacio de debate, colaboración y coordinación entre todas las entidades que desarrollan actividades en el ámbito del deporte LGTBI.
  • Denunciar y condenar las actitudes constitutivas de LGTBIfobia en el ámbito deportivo (incluyendo deportistas y   afición asistente a espectáculos deportivos).
  • Apoyar las  expresiones públicas  de  apoyo a  la  diversidad sexual en el deporte, especialmente de personas con relevancia social.
  • Desempeñar actividades de concienciación social destinadas a combatir el modelo heteropatriarcal dominante en muchas esferas del ámbito deportivo.

Actualmente existen clubes consolidados en Cataluña, Valencia, Madrid, Aragón, y País Vasco, incluyendo Lisboa (Portugal). En la actualidad los clubs de ADI forman una red de clubs deportivos LGTB repartidos por toda la península ibérica y cada año aumenta el número de clubs.